Tratado en Bioneuroemoción: bases biológicas para el cambio de conciencia

La Bioneuroemoción y su utilidad

La Bioneuroemoción es el método desarrollado por Enric Corbera el cual explica el significado de los síntomas que se manifiestan de manera biológica en el ser humano y que tienen como origen la forma en cómo dicha información se interpreta. Su base fundamental es el estudio del inconsciente para que de esta forma, se pueda restablecer el adecuado balance en las respuestas a los estímulos del medio ambiente. Es decir, saber gestionar nuestras emociones y de esta manera desaprender.

En el libro “Tratado en Bioneuroemoción“, Enric Corbera nos dice:

“Cuando algo nos duele, cuando algo nos molesta, nuestra mente debe estar dispuesta a observar qué pensamientos y sentimientos surgen al vivir una determinada situación o experiencia.”

Según estudios realizados por diversas corrientes de la ciencia, toda emoción esconde algún tipo de creencia que se ha arraigado a través de nuestra historia y en el tiempo.  Situación que se debe erradicar de raíz para poder avanzar y sanar nuestra vida. Cuando en nuestra mente alojamos pensamientos irracionales, la Bioneuroemoción busca la manera de sanar esas emociones y las consecuencias a las que estas nos llevan.

Invasión de la negatividad

Las investigaciones realizadas, muestran que nuestros comportamientos y reacciones surgen de la interpretación que le damos a los estímulos externos y no del acontecimiento como tal. Es decir, que en el momento de que tengamos la capacidad de cambiar nuestra forma de percibir las creencias y los pensamientos de manera irracional, es cuando crearemos un mejor y adecuado estado emocional.

El conocido Albert Ellis, señala a través de sus investigaciones que existe  alrededor de once creencias que nos llevan a tener respuestas de manera irracional ante diversas situaciones, estas suelen ser:

  • Ser aprobado por personas importantes, necesidad de ser amado.
  • No debo cometer errores para alcanzar el éxito.
  • Las personas deben tener algún castigo por no actuar de forma adecuada.
  • Si las cosas no son como yo creo, resultan una catástrofe.
  • Los humanos no son felices debido a situaciones de su entorno, eso no lo puedo controlar, por lo tanto no estoy en la capacidad de poder manejar alguna preocupación o pena.
  • Esta en mis manos el control y preocupaciones  por alguna situación que resulte amenazante en mi entorno y controlarlo.
  • Sino afrontó en la vida las responsabilidades y las dificultades, es la forma en que puedo ser realmente feliz.
  • Depender de alguien que cuente con más fuerzas que nosotros es lo que necesitamos para avanzar.
  • De haber sido distinto mi pasado, no estaría como estoy hoy. Ya que él sigue ejerciendo una gran influencia frente a mis sentimientos y mi manera de comportarme en la actualidad.
  • Cuando alguien se siente desolado y triste debo estarlo también,  de igual forma si estaríamos tienen algún problema.
  • Si no alcanzo la solución a cada problema, esto es realmente te una catástrofe,  pues deben tener una solución.

Ahora bien, todo este tipo de creencias tienen como fin último llevarnos al hoyo profundo de la tiranía de los “debería” y los “tengo que”, situaciones por las cuales realizamos cosas sin realmente te quererlo y por obligación, siendo esto el camino directo al desarrollo de una gran cantidad de emociones negativas.

Funcionamiento de la Bioneuroemoción

Dicho método tiene como funcionalidad primordial indagar en tres aspectos que resultan de vital importancia para hallar la información arraigada en el cerebro, para en lo posible ser modificada a partir de tres archivos de nuestro cerebro.

El primer archivo es la edad cronológica de la persona. Con este dato es posible analizar una serie de conflictos que se pudieron desarrollar a lo largo de la vida del consultante, hasta dar con la situación que desencadenó dicha respuesta.

Seguido a ello, se indaga el período que transcurre entre los nueve meses de gestación, hasta los tres años de edad, de esta forma detectar algunos conflictos o situaciones vividas por los padres y trabajar en ello.

Finalmente en este proceso, se estudia el árbol genealógico de cada persona. Desde la fecha de nacimiento, los fallecimientos de sus familiares y causas, las enfermedades por las que pasaron, trabajos a los que se dedicaron, y de esta manera poder entender las semejanzas y raíz de todas las respuestas y situaciones que reflejamos en el presente.

Con este tipo de intervención,  es posible conocer la historia anterior a cada persona, y de esta manera buscar su evolución sin repetirla. Por ende, en el momento que se dé a conocer la emoción que desencadena nuestro estado, en ese momento estamos en la capacidad de superar las dolencias y los estados emocionales que no son ni adecuados ni provechosos.

Cuando encontramos el punto focal de la emoción que causa las dolencias, se desarrolla un estado de ánimo resistencia en el que la mente lucha para no desprenderse del mismo, esta etapa se denomina cuarentena. En medio desprende se esta lucha, la persona debe desaprender a través de la reflexión. Alcanzada esta desconocían de la situación mental que nos estuvo bloqueando, la dolencia o enfermedad, debería ya no seguir surgiendo debido a que su causa ya no se encuentra manifestándose.  

Camino al inconsciente

La manera indicada de llegar y descubrir la emoción que está produciendo respuestas inadecuadas en nuestro cuerpo, es urgando de forma minuciosa en nuestros pensamientos,  y eso se alcanza realizando una serie de interrogantes que nos conducirán hacia el camino apropiado. ¿Cuándo? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Dónde?, al realizar dichas preguntas, encontraremos el evento y el momento que dio pie a la emoción que desde entonces nos afecta.

Seguidamente, se establecen otra serie de preguntas para detallar la situación:

  • ¿Cuál es tu respuesta ante dicho momento to?
  • ¿Cuándo piensas en ello, qué sientes?
  • ¿Cuáles son tus emociones?
  • ¿Cuál parte de tu cuerpo aloja estas emociones?
  • ¿Cuál ha sido la reacción que no has tenido ante esa situación?  

Entonces, teniendo la respuesta a todas estas preguntas, es el momento de desaprender para que nuestro cuerpo se encauce, neutralizando la respuesta a la emoción para dañar nuestro cuerpo.

Desaprender

No es complicado dicho término,  solo se trata de eliminar lo aprendido. Para ello se requiere eliminar del pensamiento y de la mente situaciones o cosas que se aprendieron y de esta forma, permitirnos la entrada de nuevos aprendizajes.

Al desaprender, se erradican las conexiones entre las emociones nocivas y nuestra salud, pues esto es perjudicial física y emocionalmente. Lo que creas, puede ser beneficioso o no, de esta forma los seres humanos estamos en la potestad de tomar para nuestro bienestar lo que nos convenga o no.

Leave a Reply