¿Pasas por un mal momento? Aquí algunos libros con los que todo podrá ser distinto

En oportunidades requerimos  de un empujoncito con el que podamos ver la luz en el camino, incluso podría ser favorable para quienes viven en depresión o están en medio de una enfermedad terminal, este detalle maravilloso puede aportarlo la literatura, y esa es la razón por la que te recomendamos algunas lecturas que se tornan imprescindibles cuando buscamos superar el hoyo en el que nos encontramos. 

Con la lectura podemos trasladarnos a otros momentos y lugares en donde nos adentramos en la piel de otras personas, siendo esto algo de lo que que cualquier lector es consciente.

Las letras pueden resultar terapéuticas, mientras que las ficciones tienen la propiedad de ayudarnos a superar determinadas realidades, aunque no sea un argumento tan extendido. Las historias de los libros son el cambio, y cuando nos encontramos atascados, creer en el cambio resulta una terapia en sí misma. Los siguientes libros pueden ayudarnos a superar nuestro bache.

Una historia del mundo en diez capítulos y medio: es un libro escrito por Julian Barnes en donde se relata una historia breve y personal sobre el mundo contada por su escritor. Inicia con el Arca de Noé y concluye en el paraíso. Es una  trama cruzada por navíos cargados de ficciones.

La balsa de la Medusa, inspiradora de la célebre pintura de Géricault, el Saint Louis, un barco de condenados con 937 judíos alemanes que fueron expulsados de cárceles y campos de concentración que se vieron obligados a recorrer medio mundo sin que ningún país aceptara su cargamento. Incluso narra la historia de una nave espacial donde un astronauta encuentra a Dios han tenido cabida en dicha novela.

El guardián entre el centeno: libro cuyo autor es J. D. Salinger quien es un clásico del  escritor estadounidense J. que se encargó de romper todas las reglas que se habían establecido en los 50, debido a que su lenguaje era provocador y realmente nuevo para los lectores.

Ésta es una novela donde se cuenta la historia de un joven de 16 años que, viviendo el período de posguerra, debe superar el fracaso escolar, las normas rígidas de una familia tradicional de la época y la experiencia de la sexualidad.

Cosmos: de Carl Sagan es un libro que nos explica cómo la ciencia y la civilización se desarrollan de forma simultánea, sin dejar a un lado las misiones espaciales como el origen de la vida, la muerte del Sol.

Con el  descubrimientos sobre la vida fuera de la Tierra, y sobre cómo han evolucionado las galaxias. Cuenta con ilustraciones de vivos colores y un lenguaje bastante adaptado como para que cualquiera logre comprender la materia. Con este libro se logra  revivir el ánimo de cualquiera, transmitiendo su pasión por la ciencia y el Universo.

La senda del perdedor: cuyo autor es Charles Bukowski quien nos trae una novela autobiográfica desde el punto de vista de aquellos que han sido humillados. Se trata de la historia de Henry Chinaski, su infancia y juventud en Los Ángeles y los años vividos durante la Depresión y la Segunda Guerra Mundial.

Es un protagonista que tiene que aprender a sobrevivir en un mundo donde los más fuertes son los que ejercen el poder. En su entorno, un padre que finge ir al trabajo cuando en realidad se encuentra en paro, una madre maltratada, un tío que está siendo buscado por la policía. La visión de América desde el punto de vista más alejado del american dream.

Dinero: de Martin Amis. Es sencillo: Bebida, tabaco, comida rápida…El protagonista de esta novela vive entre excesos, donde su mayor amor es el dinero. Es un libro ambientado en Londres y Nueva York, mientras que el dinero se presenta como un monólogo que embauca de principio a fin en medio de una lectura delirante, protagonizado por un hombre, John Self, que es incapaz de comprender el mundo que le rodea.

Rebeldes: es un libro de Susan E. Hinton que fue llevado a la pantalla grande por Francis Ford Coppola para contar la historia de bandas rivales que se pelean entre sí dando pie a una violencia desmedida. La marginación social, los problemas familiares y las pocas expectativas de un futuro más allá de los suburbios son los leitmotivs de dicha novela, que sin embargo, aún mantiene la esperanza a lo largo de toda la historia.