Lengua literaria y Literatura

Entrar en detalles de lo que es la literatura, es hacer referencia a su esencia, pues es el arte de utilizar la lengua como una herramienta a fin de poder crear sus obras artísticas. El lenguaje empleado por las obras literarias viene a ser denominado lenguaje literario.

Si nos remontamos al origen de la palabra literatura, esta proviene del latín. Pero no fue sino hasta el siglo XVIII que se utilizó, en líneas generales, para aludir a los conocimientos que tenían las personas cultas. la referencia era para los conocimientos en general, es por esa razón que de las personas cultas se decía que eran «letrados». Afortunadamente, fue a partir de ese siglo que pasó a significar «el arte de la palabra».

Actualmente también es empleado dicho término para hacer referencia al conjunto de las obras literarias que han sido escritas en un país y en determinada lengua, por lo que se suele hablar entonces de literatura española, literatura inglesa o literatura francesa. Pero la cosa no termina allí, en relación a esta palabra. También es posible referirse a lo escrito, sobre algún tema concreto. No es de extrañar que escuchemos a algún profesional hablando de que «existe abundante literatura sobre tal cosa».

No suele ser cosa sencilla abarcar los significados del término. Más bien intentaremos centrarnos en la literatura como una disciplina artística que hace uso de las palabras como herramientas. Inicialmente debemos considerar que el uso característico que hacemos de dichas palabras se denomina lenguaje literario. Pero hay que insistir en algo desde el principio y es que no ha de llamársele lenguaje literario porque exista en él algo especial, sino porque se trata del que se usa en las obras literarias.

En algún momento, cierto crítico haciendo especulaciones sobre la esencia del lenguaje literario, se dedicó a comparar a éste con las malas hierbas. No se ha encontrado nada en la forma, estructura, o composición química de las malas hierbas que las caracterice. Pero lo que sí tienen en común es que el jardinero no desea tenerlas cerca, ni en el sitio donde se encuentran. De modo que, el césped viene a ser una mala hierba en un parterre de piedra, mientras que la rosa es zarza en una pradera de césped.

De modo que, todo está envuelto en la intención del jardinero, y en la idea que tiene de jardín, eso será lo que sirva para distinguir qué es una mala hierba. Apelando a la analogía, es el escritor (y su lector) quien decide qué es el lenguaje literario y no se trata de una cuestión de la estructura, ni de la forma, ni del sonido.

Es por estás razones que se dice que en el lenguaje literario siempre tendrá predominancia la función estética o poética porque en efecto es, la intención del emisor la que logra determinar la función predominante.

A modo de resumen, la literatura se trata de una realidad que es cambiante. Es así como en la actualidad entendemos como literatura aquellos textos que en su día fueron creaciones con intenciones similares a las telenovelas o a las coplas. Aunque también logramos entender como literatura esos textos que no llegan a cumplir con los cánones clásicos. La definición de literatura es histórica y en cada época histórica se ha entendido de una manera.