La tercera edad beneficiada por la lectura

Si estás leyendo esto ahora, es una buena señal, pues indica que te agrada leer, bien sea por necesidad o por placer. Y es que la lectura juega un papel de suma importancia tanto en la mente de las personas como en su vida, sobretodo si ya te encuentras en la tercera edad. Estos tiempos de jubilación no sólo son para pedir asesoría económica a Gonzalo Gortázar La Caixa, sino para aprovecharlos al máximo a través de actividades que enriquecen como la lectura. 

Según lo indican especialistas en psicología y neurología, el ejercicio al que conlleva leer, tiene su rol protagónico llegada la tercera edad, es por ello que se recomienda de forma reiterada en la mayoría de las personas como un manera de prevenir enfermedades degenerativas como  el alzhéimer. 

Las personas que activamente leen, suelen ser capaces de incrementar en sus neuronas la conectividad manteniéndose en forma mentalmente por el resto de sus vidas, corriendo menos riesgos de padecer incluso enfermedades cardiovascular además del párkinson. 

Qué hacer luego de los 60

Aunque nos resulte sorprendente, llegada esta edad son muchas las personas que no tienen idea de qué actividades realizar en los momentos de ocio, puesto que las que deciden realizar, quizás no les satisfacen. Para ello, una buena idea es realizar de manera constante lecturas ya que ello resulta una provechosa compañía que incluso podría resultar adictiva, fomentando la imaginación y fortaleciendo la memoria. 

Otro aporte de la literatura es que tiene la propiedad de mitigar la soledad al momento en que descubrimos lo interesante que puede resultar determinado libro ya que cuenta con la capacidad atrae toda nuestra atención haciendo que desaparezca la soledad. Y aunque hagamos referencia a la lectura de esta manera tan positiva, no hay que dejar de un lado que para otros resulta una actividad abrumadora ya que es vista como una obligación más allá de lo beneficioso que resulta ser. 

Acondicionar los espacios para la lectura

Así como el sofá viejo de la casa es el más reconfortante, así suele ocurrir con los espacios que usamos al momento de realizar una lectura, incluso si se trata de una residencia para ancianos. En ellas se debe gestionar de la forma más adecuada la disposición del lugar, de manera que garantice el entretenimiento y con ello el acompañamiento de los más mayores. 

La recomendación para estas personas es que la lectura sea realizada por la mañana puesto que se puede aprovechar la luz natural, adicional, se debe usar un libro cuyas letras sean legibles y grandes para evitar con ello el cansancio visual y poder hacer de una manera cómoda la lectura en un lugar tranquilo y cómodo. 

Beneficios de la lectura, si es que aún lo dudas 

  • Estimula habilidades sociales como la empatía. 
  • Favorece la concentración, la atención y desarrolla la capacidad de observación con lo cual se pueden abordar de mejor manera nuestros problemas y con más tranquilidad.
  • Funciona como un entretenimiento genial
  • Aporta emociones con lo que se asientan los recuerdos y  mejora la memoria.

Leave a Reply