Es realmente importante leer

Estamos seguros que en algún momento has escuchado hablar sobre los innumerables beneficios que conlleva la práctica de la lectura y la razón por la que resulta tan importante leer, aunque también estas podrían ser palabras que se las lleva el viento.

La razón

Lo importante no recae en que habitualmente nos digan que algo es bueno, y ello es porque si nos lo dicen de forma generalizada e impersonal, eso no va a generar mucho impacto. Y es que de la misma manera sucede con todo en la vida.

Si nos dicen que estudiemos, que hacer ejercicio es bueno, que nos alimentemos de la mejor manera ya que es beneficioso, y nada de esto nos hace seguir tales consejos. Cuando no nos encontramos en realidad conectados con eso emocionalmente, tan solo se nos muestra como una idea superficial, lo mismo sucede con la lectura.

Razones por las que debemos leer

Cuando leemos sembramos el camino del éxito: posiblemente no encontremos a alguien que sea exitoso alrededor del mundo que no cuente como gabito primordial en su vida la lectura. Pues este es uno de los elementos que son clave cuando se desea triunfar de manera rápida y efectiva. En consecuencia, se convierte en nuestro gran aliado en el camino hacia la libertad financiera.

Nuestro cerebro se ejercita cuando leemos: distinto al ejercicio que le ofrecemos al cuerpo, leer nos puede resultar muy placentero. Y es que en realidad no requiere de un esfuerzo físico que sea importante, por lo que nuestra mente no se rehusara tanto a realizar este tipo de actividad.

No es una actividad costosa: en la actualidad herramientas como internet nos brindan la posibilidad de acceder a gran cantidad de libros de manera gratuita. En estos se pueden
conseguir de forma gratuita todos los libros que nos llamen la atención, géneros, autores, entre otros.

Cuando leemos, podemos conocer el mundo: practicar la lectura a diario, nos permite conocer de forma profunda diferentes temas de la vida, ya que nos aporta bagaje cultural e infinidad de temas de los que podemos conversar.

Cuando leemos, podemos mejorar la gramática, el vocabulario y la escritura: en otras palabras, leer mejora nuestras habilidades de comunicación cosa que también aplica para las reglas gramaticales y la escritura. Del mismo modo, esto puede beneficiarnos en términos de habla oral.

Cuando leemos nos mantenemos informados: durante muchos años la mejor manera que teníamos de estar informados sobre los sucesos. Todo, antes de que la radio y la televisión aparecieran, leer se había instaurado como el medio perfecto.

Durante los siglos pasados, las personas solían deleitarse con la lectura de un buen diario, pues además se había convertido en la manera de mantenerse al corriente de todo lo que acontecía en su localidad o en su país. En nuestros días no ha dejado de ser así, aunque puede hacerse a través de muchos más medios.

Cuando leemos desarrollamos nuestra empatía: practicar la lectura de manera constante nos conduce a aflorar la sensibilidad, lo que eventualmente ocasiona que seamos más capaces de distinguir los problemas de otras personas, y que nuestra inteligencia emocional crezca.