Cómo se complementan la joyería y literatura

La literatura ha estimulado la creación de numerosas y variadas costumbres, así como algunos comportamientos en el consumo relacionados con las piezas de joyería, las cuales se hacen presentes en la actualidad gracias al impacto de las redes sociales y los diferentes medios de comunicación disponibles. Ahora podemos encontrar la joyería de forma adaptada a clásicos literarios llevados al cine, en los que, los especialistas en joyería son duros con sus críticas, lo que asegura que dichas piezas sean lo más fieles a lo presentado en los libros.

Posteriormente, nos encontramos fabricantes para un mercado masivo que pueden adaptar una pieza especial y venderla en los almacenes más importantes. Así mismo, pueden servir de inspiración todas las joyas mostradas en películas para la creación de nuevas piezas y colecciones, que inviten y transporten a los usuarios a estas maravillosas épocas. Este ha sido el caso de varias colecciones de Alba Tous, quien ha tomado la literatura y el cine como inspiración para nuevas creaciones.

Los tres mosqueteros es una opción acertada, ya que la pluma de Alejandro Dumas tiene una serie de herretes de diamantes que sirvieron para elaborar la trama de “Los tres mosqueteros” de 1844; los numerosos remakes que hemos visto, en su mayoría no respetan las piezas que elige el autor para narrar, por ejemplo el honor de una reina de Francia estuvo en peligro por estar envuelta en una aventura sentimental con un duque inglés, siendo la entrega de piezas de joyería como regalo, una parte importante de dicha relación.

La industria de Hollywood ha optado en la mayoría de los casos, por suplantar estas piezas por hebillas, broches, collares o diamantes, haciendo referencia a los que pertenecían a la reina. Los herretes, también conocidos como aglets o aiguillettes, eran las terminales en forma de aguja de los cordones de la vestimenta tanto femenina como masculina para el siglo XVII, época donde transcurre la historia de los tres mosqueteros.

Otra película igual de importante dentro del mundo cinematográfico y de las joyas, sin dudas es Desayuno en Tiffany´s. Es uno de los libros más queridos dentro de la literatura inspirada por joyería, y no esencialmente por los diamantes o una época en específico. En él se habla de una mujer frágil, desesperada por encontrar su identidad y su lugar en el mundo, identificándose con su mascota: un gato que no tenia nombre.

Esta obra fue escrita por Truma Capote en 1958 y se convirtió en película gracias a Blake Edwards para 1961. Al principio de la película Audrey Hepburn baja de un taxi y camina por las calles neoyorkinas, cuando se encuentra con una vidriera que aleja toda su angustia existencial: una joyería.

Uno de los ejemplos más recientes de colecciones inspiradas en la literatura y dadas a conocer por el cine sin perder su esencia original, es Gatsby. Una adaptación cinematográfica realizada por Baz Luhrmann de El Gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald. Esta producción contó con una colaboración importante entre Tiffany & Co. y la diseñadora del vestuario, quienes le dieron el toque perfecto a los dos personajes principales. Las joyas forman parte importante de la película, ya que así se mostraba el status social que se describe en el libro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *